Combinar una dieta hipocalórica con actividad física resulta eficaz en la pérdida de peso y reducción de masa grasa en las personas con obesidad, según un ensayo clínico en el que participaron 98 pacientes españoles con obesidad (48 hombres y 48 mujeres), de entre 18 a 50 años, durante 22 semanas. Realizado por el Grupo de Investigación del LFE Research Group, los investigadores diseñaron una dieta equilibrada hipocalórica, en la que el 30% de la energía necesaria provenía de la grasa, el 20% de las proteínas y el 50% de los carbohidratos, al mismo tiempo que se hace más de 30 minutos de ejercicio. En el Centro Médico Clodina contamos con un servicio de Nutrición donde podemos ayudarle a perder peso de una manera cómoda y saludable.

El estudio separó a los pacientes en cuatro grupos de actividad física, con todos los participantes siguiendo la misma dieta hipocalórica, alta en proteínas y baja en grasa, que contribuye menos al peso corporal si se compara con una dieta baja en grasas y con proteínas estándar. Estos grupos fueron entrenamiento de fuerza, entrenamiento de resistencia, fuerza combinada con entrenamiento de resistencia y recomendaciones de ejercicio.

El estudio señala que es esencial dotar a los participantes de conocimientos y habilidades que les permitan llevar a cabo un cambio gradual pero permanente en su comportamiento alimenticio, así como que hay que adaptar los programas de ejercicio físico a la capacidad y salud de cada paciente, ya que sólo así se conseguirá un aumento gradual y seguro de su actividad.

Después de que especialistas en las ciencias del Deporte y médicos endocrinos analizaran los resultados, y sobre todo evaluaran las variables de actividad física y dietética a través de cuestionarios validados, se confirmó que los cuatro grupos aumentaron su actividad física total por semana durante la intervención, independientemente del programa de ejercicios, y la dieta funcionó mejor que en el caso de pacientes sedentarios.

Para lograr que un paciente obeso haga entre 30 y 60 minutos de actividad física es importante buscar ejercicios que se puedan integrar fácilmente en la vida diaria de las personas, para que resulte más sencillo reducir su inactividad sin riesgo de trauma, tal y como señala esta investigación, que ha estado dirigida por el doctor Benito Peinado, miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).